Corporación C

Una Corporación C o Sociedad Anónima es tratada como una entidad aparte para propósitos del pago de impuestos federales por ingresos recibidos. Los ingresos de una corporación C son sujetos de impuestos a nivel corporativo así como a nivel de accionistas al momento de distribuir los ingresos. Por lo que, el ingreso de una corporación C es generalmente sujeto a doble cobro de impuesto. El doble cobro de impuesto es un factor importante para tomar en consideración al decidir operar el negocio como una corporación C.

Protección contra Demanda: Al formar y mantener una corporación correctamente se proveerá de protección contra demanda personal  a los dueños o accionistas de la corporación  por cualquier deuda o responsabilidad incurrida por la compañía. La demanda personal contra los accionistas es limitada normalmente a la cantidad de dinero invertida por ellos en la corporación.

Ventajas sobre el Pago de Impuestos: Otro importate beneficio es que una corporación puede ser estructurada de muchas formas para proveer de ahorros substanciales al pagar impuestos. Usted puede minimizar impuestos por auto emplearse e incrementar el número de deducciones permitidas reduciendo los impuestos que se pagan por ingresos del negocio. Muchas corporaciones estructuran planes de ahorro postpuestos del pago de impuestos y retiro para sus dueños y empleados lo cual provee de incluso más ahorros de impuestos.